Brocha de maquillaje VS Esponja de maquillaje

Resumen para las que tienen poco tiempo

¿Maquillaje con brocha o con esponja? La eterna duda. La batalla brocha de maquillaje VS esponja de maquillaje nos persigue cada vez que nos colocamos frente al espejo para maquillarnos. ¡Y lo cierto es que no existe una forma correcta y única de hacerlo! 

Las principales diferencias entre estas dos herramientas son: el acabado, la integración y la cobertura.

Productos recomendados

Esponja de maquillaje Wonder Brushworks
Esponja de maquillaje ecológica So Eco
Esponja de maquillaje Pro Precision Puff W7
Brocha de maquillaje para rostro Vanity Tools Nairobi
Brocha ecológica para base de maquillaje So Eco
Brocha para base de maquillaje White & Gold Brushworks

Más información para las que quieren saberlo todo

Nuestro objetivo principal siempre será conseguir el mejor resultado (¡siempre divinas!), y este depende de ti y tus gustos. Cada herramienta funciona mejor con unas fórmulas que otras, por lo que lo único que tienes que preguntarte es qué acabado de tu maquillaje estás buscando. Te explicamos en esta comparativa cómo funciona cada una de ellas para que elijas la que más te conviene. 

Esponja de maquillaje

La esponja tiende a absorber mayor cantidad de producto, aunque recuerda que siempre la tienes que humedecer antes de su uso para que esta cantidad sea la mínima posible… ¡Nada de desperdiciar!

Utilízala dando pequeños golpecitos en la piel para que el producto penetre adecuadamente. De este modo no dejarás marcas, consiguiendo una mayor naturalidad. Además, las formas de las esponjas facilitan el trabajo para llegar a algunas zonas del rostro más complicadas que otras.

El resultado será un maquillaje con acabado más luminoso, hidratante y natural. El maquillaje quedará como una segunda piel, totalmente integrado y con una cobertura menor que la conseguida por la brocha de maquillaje.

Brocha de maquillaje

Hay miles de brochas en el mercado, y todo dependerá de nuestros gustos a la hora de elegirlas. Lo que es seguro es que la brocha nos hará disfrutar de una cobertura mayor, ya que no retiene tanto producto como la esponja. El maquillaje queda extendido por todo el rostro en una capa más gruesa, menos integrada en nuestra piel.

De este modo, el acabado será fiel a lo que nos anuncia la base. Si utilizamos una base mate, luminosa, etc… conseguiremos el acabado que esta promete. La brocha no aporta ningún efecto, solo un resultado que quedará más perfecto y menos natural.

Utiliza la brocha arrastrando, a toques, o en círculo. ¡Pero ten cuidado a la hora de trabajar el maquillaje! Ya que si no lo extendemos bien podrían quedar desagradables brochazos en la piel.

En cuanto a fórmulas, los productos en crema casan mejor con las esponjas, ya que gracias a su textura podemos extenderlos y difuminar con mayor facilidad. Sin embargo, los productos en polvo (bronceador, coloretes…) suelen aplicarse más cómodamente con brocha.

En resumen

Todo depende del resultado que quieras conseguir. Ambas herramientas nos permiten acabados espectaculares, ¡pero tú decides! No te quedes bajo la duda: esponja de maquillaje VS brocha de maquillaje. Siempre puedes utilizar ambas en conjunto para conseguir la cobertura de una brocha y la integración de una esponja. Primero aplica el maquillaje con brocha y finaliza presionando ligeramente con la esponja. ¡Así de sencillo!

Te recomendamos estos artículos relacionados:
Tipos de brochas de maquillaje: ¿para qué sirve cada una?
Cómo limpiar las brochas de maquillaje
Diez consejos para una base de maquillaje perfecta

Deja un comentario