Estas brochas de maquillaje no pueden faltar en tu neceser

Las brochas de maquillaje son las herramientas básicas para realizar tus looks, una extensión de tus manos para realzar nuestra belleza natural. Y aunque tener miles y miles de brochas de maquillaje es el sueño de muchas de nosotras, puede resultar un deseo inalcanzable. Muchas veces basta con ser fieles a las que nunca fallan, a los básicos del maquillaje. 

El mundo de las brochas es muy extenso, y es normal que en algunas ocasiones nos veamos perdidas. ¿Buscas un par de brochas que te sirvan para todo? ¿Sabes qué brochas debe contener tu neceser? ¿Conoces las brochas imprescindibles para un resultado ideal? Crea tu kit a medida para utilizar a diario.

1. Brocha para la base y el corrector.

Se acabó aplicar el maquillaje con las manos. La brocha nos aporta una cobertura uniforme y un resultado más perfecto. Puedes utilizar una brocha en forma de lengua de gato o mofeta (duofibra). Ideales para un maquillaje fluido, líquido o en crema. Con una brocha plana puedes aplicar tu corrector con precisión.

2. Brocha para polvos.

Utiliza una brocha grande con bastante pelo sellar tu maquillaje con polvos. Así conseguirás que tu maquillaje quede natural, sin aplicar demasiado producto. También puedes utilizar una brocha kabuki, más redonda y con un mango corto. 

3. Brocha para colorete e iluminador.

Una brocha para colorete no puede faltar en tu neceser, de tamaño medio y un poco ovalada. No puede ser una brocha demasiado grande o ancha, sino te será difícil apuntar en el área exacta. El tamaño de las cerdas debe coincidir con la zona de tus mejillas, ajustándose al tamaño de tus pómulos.

4. Pincel para ojos.

Como mínimo debes tener un pincel difuminador de sombras para ojos en tu set básico de brochas. Debes usar al menos 2 brochas de diferente tamaño para aplicar más o menos cantidad de producto. Aplica las sombras en el párpado móvil, la zona de la banana y debajo de la ceja.

Elige tus brochas según:

  • La densidad. Para que tu maquillaje quede bien aplicado la brocha se debe adaptar a tus necesidades.
  • El tamaño. La brocha de tu brocha debe adaptarse a tus facciones.
  • La forma. Cuanto más plano sea el pincel, más producto aplicará. Al igual que cuanto más pequeño y afilado sea, ganarás en precisión.
  • La textura. Elige pinceles suaves para disfrutar de la experiencia y el resultado.
  • El material. ¿Pelo natural o sintético? Te lo contamos todo en este post.

Si para ti el mundo de las brochas es todo un lío, te recomendamos los siguientes sets de brochas para que tengas fácilmente a la mano tus imprescindibles a un precio sorprendente:

Deja un comentario