como usar el rizador de pestanas

Cómo usar el rizador de pestañas

El rizador de pestañas irrumpió en el mundo del maquillaje en los años 30 del siglo pasado. Desde entonces ha ido ganando cada vez más y más adeptos, que consideran esta herramienta como un básico del tocador con propiedades casi “mágicas”. Pero todavía son muchas mujeres las que permanecen ajenas a esta varita mágica del maquillaje, ya sea por lo poco atractivo de su fisonomía, por su apariencia compleja o simplemente por el desconocimiento de su manejo.

Sin embargo, basta con unas nociones básicas para dejar de verlo como un arma peligrosa y empezar a gozar de las ventajas que nos ofrece.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el rizador debe usarse siempre antes de aplicar la máscara de pestañas y no después. Su utilidad primordial se basa en dar forma a las pestañas antes de la coloración del rímel. Si no tenemos una curvatura natural, será el rizador y no la máscara de pestañas quien nos la proporcione, al contrario de lo que la publicidad nos suele sugerir.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en el mercado existen diferentes modelos de rizador, desde el clásico hasta modelos más innovadores y por ello tendremos que buscar el que más se adecue a nuestras necesidades. Los hay con más o menos curvatura, dependiendo de la forma del ojo, de metal o de plástico, con calor incorporado, para una mayor fijación, con luz, para evitar pellizcos, e incluso totalmente eléctricos… Hay que tener en cuenta que cuanto más larga sea la ranura para introducir las pestañas más línea abarcará, llegando incluso hasta el ángulo externo de la pestaña.

Una de las partes más importantes es la de la goma, cuya función es presionar la pestaña sin deteriorarla. Por eso es muy importante mantenerla limpia y cuidada, y si es posible, tener alguna de repuesto a mano. Si se mancha de maquillaje, lo mejor es limpiarla con agua y jabón con la ayuda de un bastoncillo para mantenerla en perfecto estado.

rizadores de pestañas

Si nos centramos en el rizador de pestañas clásico, en seguida comprenderemos los pasos para un uso correcto:

1. Aplícalo sobre las pestañas limpias: se coloca la parte superior y más ancha sobre el párpado móvil, tratando de acomodar la goma lo más cerca posible de la línea de las pestañas, manteniendo una distancia prudente para evitar pellizcos. De esta forma conseguiremos mayor longitud de pestañas a la hora de rizar.

2. Una vez acomodado se comprime el rizador ejerciendo presión durante unos 5 segundos para fijar la forma en las pestañas. Repetir si es necesario.

3. Para conseguir un efecto mayor puedes rizar tus pestañas en dos o tres pasos (dependiendo de lo largo que sea el pelo), presionando en la base, en la parte media y en la punta de las pestañas.

4. Truco: para aumentar la duración del rizado de pestañas puedes calentar la levemente la goma con el secador a una temperatura media. Es algo así como una especie de “mini permanente” para tus pestañas.

¿Te ha gustado?

También te puede interesar:

Trucos de belleza para deportistas Si haces deporte a menudo, ya sea en exterior o en el gimnasio, seguro que te interesa saber qué recomendaciones de belleza son útiles a la hora de pr...
Luce unos pies bonitos en verano Sandalias, chanclas, y pies descalzos hacen que en verano prestemos mucha más atención a nuestros pies. Y es que lucir unos pies bonitos en verano es ...
Cómo pintar uñas con agua: efecto psicodélico y cr... La decoración de uñas se ha convertido en un arte en el que la creatividad y la innovación no tienen fin. Toda inspiración es válida en esto del nail ...
Trucos para hacer crecer el pelo rapido Ya sea porque te has hecho un corte de pelo que no ha quedado como esperabas o simplemente porque te apetece lucir melena larga, es probable que neces...
Sin comentarios

Publicar un comentario