Decoración de uñas paso a paso

Hace tiempo que la decoración de uñas dejó de ser una exclusiva de los salones de belleza y profesionales de la manicura. Hoy en día existen multitud de herramientas con las que conseguir nuestros propios diseños de nail art sin salir de casa.

Si siempre has querido hacerte una manicura original, divertida, glamurosa o simplemente diferente, pero no te has atrevido porque no tienes experiencia, te damos las claves para que puedas convertirte en una experta en decoración de uñas paso a paso.

Preparación

1. Las uñas deben estar en buenas condiciones antes de aplicar cualquier tipo de manicura. Por un lado, eliminaremos las irregularidades de su superficie para conseguir mayor precisión. Basta con utilizar una lima de grano fino o un taco pulidor para alisar la uña y, ya de paso, definir la forma que queremos darle a nuestras uñas: cuadradas, redondas, largas en pico tipo stiletto, etc.

2. Después, procederemos a acondicionar las cutículas y retirarlas para obtener una decoración limpia y profesional. Para ello necesitarás algún producto específico, como el ablandador de cutículas. Una vez acondicionada (no olvides los laterales de las uñas) puedes retirarla hacia atrás con un palo de naranjo y después recortarla con un corta cutículas (esa especie de alicate pequeño). No es conveniente que elimines tu cutícula antes de cada manicura, basta con que lo hagas una o dos veces al mes y el resto solo la retires.

3. Protege la uña del color y los pegamentos aplicando un esmalte base. Los hay con diversos efectos y tratamientos: esmalte endurecedor, revitalizante, fortalecedor, esmalte regenerador o esmalte con tratamiento para las uñas amarillentas. Elige el más adecuado a tus necesidades y aplícalo para mantener tus uñas saludables y bonitas a pesar de las manicuras.

4. En casos de nail art más elaborados que impliquen manchar la piel como el marmoleado en agua (water marble nails) o la estampación de uñas completa,  puedes usar un preparado a base de látex como el Pink Mask que protege la piel y la deja completamente limpia convirtiendo la decoración de uñas en un trabajo mucho más fácil y rápido. También permite técnicas rápidas para manicura francesa y superposición de color.

Color de base y técnicas de decoración

Una vez preparada la uña para el nail art, llega el momento de aplicar el esmalte de color de base. Elige el color que quieres que predomine en tu manicura, teniendo en cuenta que el contraste de tonos con los dibujos o abalorios que vayas a colocar quede bien.

Si buscas una decoración sencilla, con un solo detalle como una flor, lo mejor es que utilices un rotulador de uñas, que incorpora en un extremo un punzón, para que puedas colocar pequeñas piedras o detalles en el dibujo. Este tipo de utensilios son ideales para dibujar puntos o líneas de diferentes tamaños con precisión.

Si pretendes conseguir una manicura elegante con pequeños toques de brillo, puedes hacerlo sobre el propio esmalte de base, colocando piedrecitas de strass con ayuda de una pinza o un palo de naranjo (tú eliges, en función de la comodidad y tu destreza). También puedes aplicar una gota de pegamento para uñas sobre el esmalte seco donde vayas a colocar la pieza, así garantizarás su perfecta sujeción.

También puedes conseguir bonitos efectos de transición de color utilizando esponjas, que proporcionan un original efecto serigrafiado y son muy cómodas de usar.

Purpurina, brillos y abalorios

Hay diferentes maneras de adornar tus manicuras con brillo: con purpurina fina y gruesa (glequin), strass, cintas adhesivas, adornos.. En la mayoría de los casos bastará con que apliques esmalte transparente para fijarlos (hazlo con una esponjita si vas a cubir una zona amplia o con el pincel, si vas a hacer puntos), aunque, según su tamaño, puede que necesites pegamento especial.

Este tipo de accesorios te permiten diseños muy profesionales valiéndote tan solo de un esmalte de color y algunos de estos abalorios. Además, se pueden combinar con diseños de estampación para un look de uñas súper completo.

El único momento en el que debemos ser más cuidadosos es a la hora de colocar el adorno en cuestión, para lo que tendremos que elegir la herramienta más adecuada.

Sea cual sea la técnica de manicura que hayas elegido, deberás finalizar aplicando un esmalte top coat que fije el diseño y le de un aspecto pulcro impecable.

Manicura rápida y fácil… con truco

Si lo que quieres son manicuras aparentes sin complicarte la vida demasiado, debes saber que tienes otras alternativas muy cómodas:

1. Los adhesivos o pegatinas para uñas, que solo requieren una lima para ajustar la punta y ofrecen un acabado muy conseguido.

3. Las uñas postizas decoradas, que se colocan rápidamente con ayuda del pegamento especial.

Productos recomendados:

Deja un comentario