Dermocosmética: todo lo que necesitas saber

Seguro que en alguna ocasión has escuchado el término dermocosmética cuando hablamos de marcas relacionadas con la piel. Pero… ¿sabes qué significa y todo lo que le rodea? ¡Te contamos las claves que necesitas conocer para entenderlo todo!

¿Qué es la dermocosmética?

La dermocosmética es un punto de encuentro entre la belleza y la salud. Los productos dermocosméticos son un híbrido entre un medicamento y un cosmético, porque curan verdaderos desequilibrios o patologías de la piel, sin perder de vista la belleza y el efecto estético que consiguen.

¿En qué se diferencia la cosmética de la dermocosmética?

La finalidad de la cosmética es embellecer, no curar. La cosmética no profundiza, no altera la función o estructura de la piel, sin embargo, la dermocosmética va más allá y no solo embellece la piel, también la trata y la cuida, por ello los productos dermocosméticos se someten a rigurosos estudios, como los medicamentos.

¿Por qué es importante la dermocosmética?

Los tratamientos dermocosméticos se elaboran con formulaciones basadas en principios activos cuya eficacia ha sido probada, además los productos dermocosméticos deben salir al mercado bajo los mismos estándares de calidad y eficacia que un medicamento.
Una de las principales características de la dermocosmética es que proporciona soluciones eficaces, probadas, y seguras.

¿Qué problemas trata la dermocosmética?

Manchas, cicatrices, arrugas… La dermocosmética soluciona los problemas de la piel con efectos estéticos. Los principales problemas que trata la dermocosmética son los siguientes:
Hidratación de la piel: Una piel seca y deshidratada es una piel más débil y sensible. Esto se traduce en una menor cantidad de lípidos y, a causa de ello, la piel pierde agua. Cuando la piel está deshidratada, la epidermis y sobre todo la capa córnea sufren por este problema. La hidratación minimiza imperfecciones y proporciona luminosidad a la piel, sinónimo de salud y bienestar. Además, las pieles secas envejecen antes que las pieles que están bien hidratadas.
Manchas y problemas de pigmentación: A partir de los 30 años podemos encontrar cambios en la piel de nuestro rostro. Esto ocurre ya que la producción de melanina se desordena, dando lugar a manchas y problemas de pigmentación que, aunque son inofensivas, pueden resultarnos antiestéticas. Estas manchas también pueden ser causa de factores externos que afectan a la pigmentación de tu piel (el sol, el paso del tiempo, la genética…). Nuestro cuerpo puede producir en exceso esta molécula provocando una pigmentación desigual.
Antiedad: A todas nos preocupa el envejecimiento de nuestra piel, pero los años pasan para todo el mundo. Las arrugas se forman por la degeneración paulatina de la piel con el paso del tiempo. Es decir, son el resultado del envejecimiento del tejido cutáneo. También encontramos arrugas derivadas de los hábitos gesticulares repetitivos, las llamadas líneas de expresión.
Con la edad las fibras de colágeno se degeneran, la elasticidad de la piel disminuye, y el tejido cutáneo pierde tracción mecánica y extensibilidad.

Y ahora que sabes mucho más sobre el tema… ¿Te animas a iniciar una rutina de skin care con algún producto dermocosmético? ¡Te sorprenderán los resultados!

Tratamientos recomendados:
Ampollas ácido hialurónico 7 días Medic Laboratory
Ampollas colágeno 7 días Medic Laboratory
Ampollas péptidos 7 días Medic Laboratory
Sérum de ácido hialurónico puro Medic Laboratory
Sérum de colágeno puro Medic Laboratory

Deja un comentario