Foto draping: contornear con colorete

Draping: la moda de contornear con colorete

Contouring, strobing… ¡y ahora draping! En el mundo del maquillaje no paran de aparecer términos nuevos, aunque muchas veces no se trata de una técnica novedosa sino que se utilizan para ponerle nombre a técnicas que ya realizábamos desde hacía tiempo.

¿Qué es el draping?

Todas conocemos de sobra el famoso “contouring” o contorno: dar forma al rostro mediante el uso de productos oscuros y claros, para dar forma al rostro. El draping es una técnica que deriva del contouring, y es que también consiste en dar forma al rostro, pero esta vez con color. En este caso se trata de resaltar el pómulo creando un degradadado de color en la mejilla y el pómulo para darles dimensión.

El efecto que conseguimos con la técnica del draping es una mejilla bien definida y un efecto “lifting” que sienta bien a todos los tipos de rostro: visualmente, elevamos el pómulo gracias al contraste de colores y a la dirección ascendente en que vamos a aplicar los productos.

Cómo realizar el draping

Para realizar “draping” necesitaremos dos tonos de colorete de una misma gama de color, pero de distintas intensidades. Uno tendrá que ser más oscuro y otro más claro, ya que el más oscuro será el que sustituya al producto propiamente para contorno.

Una vez que tenemos los dos coloretes de una misma gama de color, escogeremos la tonalidad más oscura y la colocaremos en la zona de la mejilla donde normalmente aplicaríamos el contorno. Ten cuidado de difuminarlo muy bien para que no quede ningún corte, y sobre todo ten en cuenta que deberás aplicar una cantidad moderada de producto… ¡si no quieres parecer Heidi!

A continuación coge el colorete más claro y aplícalo desde el centro de la mejilla (las manzanitas) extendiéndolo en dirección al pómulo, en una zona más alta que donde hemos aplicado el anterior color. De esta manera, colocaremos el tono más claro ligeramente por encima de la tonalidad oscura. Así crearemos un degradado de más claro a más oscuro.

Foto draping: contornear con colorete

Combinaciones de color y recomendaciones

Lo más importante en la técnica del draping para contornear con colorete es que los coloretes escogidos tengan armonía. Por eso es fundamental que sean dos tonalidades de la misma gama de color: rojos, rosas, corales, malvas… Escoge una de estas gamas y luego decídete por dos productos de esos colores pero de distinta intensidad, que serán los productos con los que realizarás esta técnica.

Otro factor importante es que el tono que escojas para dar profundidad o sombra (el más oscuro) debe ser de acabado mate o tener el mínimo brillo posible. De otra manera, quedará muy artificial y no conseguirá el efecto de sombra que necesitamos. El colorete en tono más claro sí puede incluir partículas de brillo, aunque conseguiremos un resultado más natural si es también mate.

Puedes realizar esta técnica de la forma más sencilla con productos en polvo, pero si lo tuyo son los productos en crema y estás acostumbrada a utilizarlos no hay problema en que utilices dos coloretes en crema para realizar esta técnica.

Te proponemos las siguientes combinaciones de color oscuro y claro para realizar draping:

Draping: la moda de contornear con colorete
5 (100%) 2 votes

También te puede interesar:

Regalar maquillaje Si estás pensando en hacerle un regalo a una mujer que normalmente se arregla y se maquilla, ¿qué te parece la idea de regalar maquillaje? Puede parec...
Peinados verano 2014 ¿Cansada de ir a la peluquería y hacerte siempre lo mismo? Antes de plantearle a tu peluquero cualquier cambio de look radical, echa un vistazo a los ...
Ahorra espacio en tu neceser de maquillaje Con el verano vienen, por fin, las ansiadas vacaciones (al menos para la mayoría), así que como siempre llega la hora de planificar escapadas y organi...
Consejos de belleza para el verano Por fin llega el verano y con ello las vacaciones, la época de playa y piscina y los largos días de sol y mucho calor. Nuestra piel queda más expuesta...
Sin comentarios

Publicar un comentario