Saltar al contenido

Combate las durezas en los pies y los talones agrietados

28 Septiembre, 2017
foto Combate las durezas en los pies y los talones agrietados

Las durezas en los pies son un problema común, al igual que los talones agrietados. No sólo es un problema estético, sino que en ocasiones pueden llegar a causar dolor. Afortunadamente su solución es fácil, pero también es importante prevenir su formación con unos sencillos cuidados que puedes darles a tus pies día a día. Así evitarás su aparición y conseguirás mantener unos pies sanos y bonitos a diario.

Las durezas en los pies son una capa gruesa de piel muerta que se forma cuando ésta se seca, termina endureciéndose y da lugar también a los talones agrietados. Puede surgir por llevar calzado demasiado apretado, por un roce continuado… pero son problemas que se pueden evitar si mantenemos hidratados nuestros pies, para evitar que esa piel se seque y se endurezca.

Cómo eliminar durezas en los pies

Para eliminar las durezas y combatir los talones agrietados puedes seguir un procedimiento bastante sencillo. Si tus durezas son muy leves podrás realizar este tratamiento de una sola vez para lucir unos pies suaves, pero si tienes durezas de consideración es posible que tengas que realizarlo en varias tandas o incluso en varios días, para ir eliminando poco a poco la dureza sin maltratar a tus pies.

  1. Pon los pies en remojo

Primero de todo prepara un recipiente o un barreño donde te quepan los pies, y llénalo de agua templada o caliente. Introduce los pies y déjalos en remojo durante 10 minutos, para que la piel se reblandezca y podamos tratarla con más facilidad.

  1. Utiliza un accesorio para raspar las durezas

Como ya tienes la piel blanda, te será sencillo retirar la dureza con ayuda de una herramienta específica para ello. Las limas de cerámica que son muy eficaces para raspar esa capa de piel muerta, y suelen contar con dos superficies de distinta dureza para adaptarse a la sensibilidad de la zona a tratar.

  1. Nutre e hidrata tus pies.

Por último asegúrate de dejar tus pies completamente hidratados y nutridos. Primero para mantenerlos protegidos, y segundo para evitar que la dureza vuelva a formarse. Al final de este post te recomendamos varios productos para este paso.

 

La hidratación, clave para combatir las durezas en los pies

No tienes que esperar a tener los talones agrietados para empezar a cuidar tus pies. Puedes evitar que se formen las durezas en los pies si los cuidas a menudo de la forma más sencilla posible: simplemente aplica una crema para pies una vez a la semana, como mínimo, o incluso a diario tras al ducha siempre que te sea posible.

Además de las cremas hidratantes para pies secos también puedes encontrar exfoliantes y mascarillas para pies que puedes utilizar semanalmente para lucir unos pies estupendos. Estos productos harán que puedas dedicarte unos minutos de “spa”, un momento relajante y reconfortante.

Tratamientos para evitar las durezas en los pies y los talones agrietados:

Tratamiento para eliminar durezas y talones agrietados

Existen productos profesionales que son capaces de eliminar eficazmente las durezas gruesas y problemáticas. Duribland es una solución creada específicamente para durezas, aunque también es apto para retirar las cutículas a la hora de hacer la manicura. Es mucho más eficaz que remojar los pies y asegura total facilidad para retirar las durezas sin riesgo de cortes. Con este líquido hay que empapar completamente un algodón del tamaño de la dureza, y colocarlo sobre ella 10 minutos. Al transcurrir este tiempo la dureza estará totalmente blanda, y podemos quitarla sin ningún esfuerzo con ayuda de la espátula que se incluye junto al producto. Es una opción muy recomendable si necesitas un producto que ofrezca resultados profesionales pero que puedas utilizar tú mismo en casa.