Errores de maquillaje habituales

Son los “¡no, no, no!” del maquillaje. Errores de maquillaje que cometemos por inexperiencia y que harían retorcerse en su tumba al mismísimo Max Factor. Aquí van diez errores de maquillaje habituales, con los que quizá alguna vez te hayas sentido identificada, así como los consejos para evitarlos. ¡Que no vuelvan a pasar!

Línea negra más intensa que la máscara de pestañas

Es un error común entre las principiantes. El resultado es un ojo pequeño y nada favorecedor. Siempre hay que tener en cuenta que si usamos una raya negra de alta pigmentación en un trazo grueso hay que compensar con una máscara de pestañas “ultrablack” tanto en las pestañas superiores como en las inferiores.

Demasiado colorete

Suele ser fruto de una mala iluminación. Por eso es importante que la luz con la que te maquilles sea lo más natural posible, para no darte cuenta al salir a la calle que te has pintado como un payaso.

“Máscara” de maquillaje

Un efecto temido entre actrices y personajes habituales de las alfombra rojas. Supone que el maquillaje quede aplicado a modo de máscara, con el cuello blanco y el rostro bronceado. Para evitarlo hay que tener en cuenta dos cosas: el escote de la prenda que vayamos a llevar y la luz con la que nos maquillemos. También es muy importante maquillar las orejas para que el efecto sea total.

Corrector “efecto mapache”

Es un error muy común cuando no se tiene experiencia con los tipos de correctores iluminadores y sus diferentes aplicaciones. Si eres inexperta, mejor usar uno en formato crema o barra y siempre aplicándolo con una luz natural. Un consejo: es preferible pecar de llevar poco corrector que pasarse.

Labios demasiado claros

Aunque pueden convertirse en tendencia hay que tener cuidado con los tonos “nude” de labios. Te favorecerán si estás muy morena o si tu piel es de color. En cualquier caso ten en cuenta que no «desaparezcan» y si te gustan estos tonos utiliza un perfilador un par de tonos más oscuro que el lápiz que vayas a usar y define con él tus labios difuminándolo bien después. Aquí te damos algunos consejos sobre cómo conseguir labios más gruesos con maquillaje.

Cejas demasiado depiladas o mal maquilladas

Es más habitual de lo que creemos que no se le preste la suficiente atención a las cejas. Pasarse con la depilación y no resaltarlas, sobre todo cuando el pelo es de color claro, puede tener como consecuencia un efecto “cejas invisibles” que estropearía el resto del maquillaje. Entérate aquí de cómo depilar las cejas correctamente.

Labios demasiado pegajosos

El gloss que refleja destellos de luz es sólo producto de las buenas campañas de publicidad. No por llevar más brillo de labios de la cuenta nuestros labios van a ser más apetecibles. Más bien suele ser al contrario, sobre todo si se nos va quedando todo pegado en ellos… Lo mejor es dar un toque de gloss para hidratar la boca y que quede más jugosa.

Sombras demasiado intensas

Al margen de la escena, los disfraces y las actividades artísticas, hay que tener cuidado con las sombras de colores fuertes. Se llevan, pero no de cualquier forma. No se deben utilizar en toda la superficie entre la ceja y el ojo porque el efecto será muy exagerado. Tampoco conviene combinarlas con colores fuertes de labios.

Es más recomendable usarlas de forma sutil (en el párpado móvil o el extremo externo del ojo) para dar color y siempre en combinación con otros tonos que maticen el acabado. Sobre todo si son pigmentos, no dudes en mezclarlas o degradarlas para dar un toque más elegante a tu mirada. He aquí algunos consejos para hacer tus ojos más grandes con el maquillaje.

Rostro falto de hidratación

Solemos tener cierta obsesión con los posibles brillos de nuestro rostro. Por eso tendemos a restringir mucho el uso de cremas y prebases antes del maquillaje. Pero una tez seca es casi tan horrible como un rostro demasiado graso. Para ello es esencial que usemos siempre una buena hidratante o busquemos una BB cream que se adapte a nuestras necesidades. (¿No sabes qué es una BB cream?) También tenemos la opción de refrescar nuestro rostro con sprays de maquillaje que reaviven el aspecto de la piel.

Dientes manchados de pintalabios

Es un problema muy frecuente en todas las usuarias de pintalabios. Lo peor es que nunca nos damos cuenta hasta que otro nos advierte del destrozo. Basta con utilizar un truco sencillo: cuando te hayas pintado los labios, coloca uno de tus dedos entre el superior y el inferior y cierra con suavidad la boca, para que el dedo retire el exceso de pintalabios de la zona que suele estar en contacto con los dientes.

1 comentario en «Errores de maquillaje habituales»

Deja un comentario