¿Que es multimasking y para que sirve?

El “multimasking” es una técnica de belleza de la que seguro has tenido noticias recientemente. Y si no te suena el nombre y no tienes ni idea de qué es multimasking, seguramente habrás visto más de una foto por Instagram de chicas con mascarillas de distintos colores en el rostro. ¡Eso es multimasking!

Multimasking es una técnica de belleza que consiste, básicamente, en utilizar dos o más mascarillas faciales en distintas zonas del rostro en lugar de sólo una como veníamos haciendo hasta ahora.

¿Por qué surge el multimasking?

El origen de esta técnica es tan simple como sensato: si nuestro rostro no es uniforme, sino que cada parte tiene unas necesidades (especialmente las pieles mixtas), ¿por qué utilizar la misma mascarilla por todo el rostro? Quizá no necesitemos una mascarilla hidratante en la zona T, o posiblemente no necesitemos purificar los laterales del rostro.

Por eso surge la idea de combinar distintas mascarillas faciales, para darle a cada zona de nuestra piel el cuidado que necesita. Se trata de elegir mascarillas con distintas características y aplicarlas sólo en aquellas zonas donde lo necesitemos.

Beneficios del multimasking

Los beneficios del multimasking también están claros: le estaremos ofreciendo a nuestra piel un cuidado mucho más completo y mucho más lógico. El tiempo que le dedicamos a nuestra mascarilla estará siendo de gran provecho, ya que esta técnica te permite un cuidado de la piel mucho más personalizado y mucho más eficaz.

La técnica del multimasking permite que cada piel escoja el cuidado que necesita. No sólo nos referimos al cuidado que necesite cada área del rostro, sino también al cuidado que necesita tu piel en determinados momentos. Y es que nuestra piel va cambiando a lo largo del año y según las condiciones en las que nos movamos.

Otro beneficio de esta técnica, que no está de más mencionar, es que no desperdiciarás producto aplicando una mascarilla donde no lo necesitas.

¿Por dónde empiezo y qué necesito?

Pues eso depende de tu tipo de piel. Lo genial del multimasking es que puedes escoger los productos específicos que necesite cada área de tu piel. Lo primero que debes hacer, por tanto, es analizar tu piel: divide tu piel en grupos o zonas según sus condiciones, de manera que puedes encontrar zonas con exceso de sebo, otras zonas con deshidratación, quizá otras donde necesites reafirmar… ¡Hay tantas posibilidades como mascarillas en el mercado!

Una vez localizadas estas zonas, ya sabes qué cuidado debes aportarle a cada una. Escoge las mascarillas que te aporten esos beneficios y ya estarás preparada para realizar multimasking una vez a la semana, para conseguir una piel radiante.

Mascarillas para multimasking

Hoy en día tienes mil posibilidades gracias a la gran variedad de mascarillas que existen en el mercado. Mascarillas purificantes, mascarillas nutritivas o hidratantes, mascarillas antioxidantes, mascarillas iluminadoras o revitalizantes, mascarillas reafirmantes… ¡Hay muchísimas!

Muchas de ellas incluso están pensadas específicamente para multimasking, porque han sido formuladas para aportar beneficios muy concretos al rostro.

Mascarillas purificantes o limpiadoras

Reducen la producción de sebo y limpian en profundidad los poros, contribuyendo a que reduzcan su tamaño. Son perfectas para pieles grasas, pero no sólo aptas para este tipo de pieles. Sea cual sea tu tipo de piel, utiliza este tipo de mascarilla en la zona T cuando sientas que tu piel está más sucia de lo normal.

Mascarillas iluminadoras o revitalizantes

Ideales para pieles cansadas o si sientes que tu piel está más apagada de lo normal. Estas mascarillas devuelven la luz al rostro para que luzca descansado y con aspecto sano. Utilízalas también antes de acudir a algún evento o cita especial, o tras días largos de mucho trabajo, ¡o de mucha fiesta!

Mascarillas hidratantes y nutritivas

Son perfectas no sólo para pieles secas, normales o mixtas, sino también para las pieles grasas con deshidratación. Puedes aplicarlas sólo en las zonas del rostro que necesites hidratación y suavidad. Te ayudarán especialmente en esos momentos en los que sientas tu piel algo tirante. Deja la piel descansada y muy suave.

Mascarillas reafirmantes

Ayudan a mejorar la condición de la piel para que luzca más joven, ya que mejoran su elasticidad y su firmeza. Perfecta para pieles maduras y para cualquier tipo de piel que necesite afinar líneas de expresión o prevenir la falta de firmeza. Puedes aplicarlas en las zonas más susceptibles al paso del tiempo: el contorno de la boca, las mejillas…

¿Te atreves con el multimasking?

Como te hemos comentado, las posibilidades son infinitas y dependen de cada persona. Las opciones multimasking son variadas según el tipo de piel, aunque evidentemente tú puedes llevar a cabo el tuyo como mejor le convenga a tu piel.

Deja un comentario