6 trucos para lucir una manicura perfecta en casa

Si el espejo del alma son los ojos, nuestras manos también nos definen y son nuestra carta de presentación. Por tanto, llevar las uñas cuidadas y una manicura perfecta dice mucho de nosotras. Sin embargo, nuestra ajetreada vida no nos permite siempre acudir al salón de belleza y debemos optar por realizar este trabajo desde la comodidad de nuestra casa. ¡No te preocupes! No hace falta que seas una experta en uñas para conseguir buenos resultados. Te contamos 6 trucos para conseguir una manicura perfecta en casa y lucir unas manos preciosas.

1. Uñas siempre limpias, pero cuidado con el quitaesmalte.

Antes de volver a pintar las uñas, debes retirar perfectamente el esmalte anterior. Humedece un algodón con quitaesmalte y presiónalo sobre la uña para hacer desaparecer todos los residuos. Si tu esmalte es duro de pelar, coloca un papel de aluminio junto al algodón alrededor de tu uña y espera hasta que se desprenda.

Aunque la tentación de cambiar continuamente de manicura sea grande, debes tener cuidado con el quitaesmalte, ya que reseca mucho las uñas. No te recomendamos utilizarlo más de una vez a la semana.

2. Remoja tus uñas y mima tus cutículas.

Mete las uñas en remojo antes de comenzar. Mantenlas unos minutos en agua templada para que las cutículas se ablanden. Si añades unas gotitas de tu aceite favorito al agua, disfrutarás del momento como si estuvieras en un spa.

Ten cuidado con las cutículas en casa, ya que esta zona es delicada y podemos hacernos heridas. Empuja tus cutículas hacia atrás con un palito de naranjo con mucho cuidado. No las cortes, limítate a empujarlas para no hacerte daño. Además, tras la manicura, no olvides hidratarlas y mimarlas con un aceite de cutículas adecuado.

3. Lima siempre en la misma dirección.

En punta, cuadradas, redondas… elige la forma que deseas que tengan y manos a la obra. Lima siempre en una sola dirección, para evitar que se rompan o se abran en capas. Tardarás un poco más, pero el resultado merece la pena. Tómatelo con paciencia y elige un momento del día con calma, ya que le tendrás que dedicar el tiempo necesario.

Existen miles de opciones diferentes y limas en el mercado, pero te recomendamos utilizar las limas de cristal. Más limpias, delicadas, eficaces… cuando la pruebes, no sabrás como has podido vivir este tiempo sin ella. También puedes utilizar un pulidor de uñas en el que aparecen todas las fases del proceso.

4. Base y top coat, dos imprescindibles.

Estos dos productos no pueden faltar si quieres disfrutar de una manicura digna de salón de belleza. La base protegerá a tu uña del color, además de aportar un acabado más uniforme. Además, puedes utilizar productos como base para cuidar tus uñas antes de pintarla, como un endurecedor.

El top, que se aplica tras el color una vez que las uñas se hayan secado, permite que el esmalte dure el máximo tiempo posible en perfecto estado. Además el resultado será mucho más brillante y bonito. Aplica siempre capas muy finas de todos los productos, si no quieres que tu manicura se estropee en tiempo récord. De este modo conseguirás que duren perfectas mucho más tiempo.

5. Dale a tu vida un toque de color.

Elige el esmalte que quieras lucir en tus uñas, aplica una primera capa y espera a que se seque. Después, aplica una segunda para conseguir un mejor resultado. El esmalte de uñas se aplica con tres pinceladas: en el centro, y en ambos costados desde la base hasta la punta de la uña. Evita que estas capas sean muy gruesas si no quieres que todo se fastidie. Ten mucha paciencia y espera a que se sequen muy bien todas las capas del producto.

6. No compartas tus herramientas de manicura.

Si ya tienes por costumbre prestar a tus amigas tu ropa, tus zapatos, tus bolsos… ¡no hagas lo mismo con tus herramientas para las uñas! Estos utensilios pueden contener multitud de gérmenes, y si no los desinfectas te recomendamos no compartirlos con nadie.

Pon a prueba estos trucos para llevar a cabo tu manicura en casa, y conseguirás mejores resultados de una forma rápida y sencilla. ¡Todo es cuestión de tiempo y ganas! Saca un ratito para mimar tus manos y ponerte bella.

Deja un comentario